[REQ_ERR: 401] [KTrafficClient] Something is wrong. Enable debug mode to see the reason. Estrategias para enfrentar el miedo al perder

Estrategias para enfrentar el miedo al perder

La respuesta a estas preguntas facilitará la comprensión de este miedo que te entumece y, por lo tanto, colaborará en la elaboración de una estrategia para afrontarlo.

Cuando percibas esas emociones y sensaciones asociadas con el fracaso, frena y céntrate. Puedes utilizar para ello la meditación, el deporte, escribir o, simplemente, hablar con esa persona que siempre está a tu lado para apoyarte.

El secreto está en reconocer los síntomas y el punto de inflexión que marca la parálisis provocada por el miedo y actuar antes de que se produzca.

Por supuesto, el plan de actuación variará según tus preferencias y necesidades. Esta teoría es muy abordada por los deportistas de alto rendimiento y es fácil comprender el porqué. Visualizar un objetivo y, sobre todo, su alcance es una forma clara de determinar hacia dónde vas.

Además, te permite aliviar la ansiedad causada por lo desconocido y aumenta tu confianza en ti mismo y en tu equipo de trabajo. Por otra parte, imaginar de qué manera se logrará una meta te ayudará a pensar en los posibles escollos a lo largo del proyecto.

Con una minuciosa planificación basada en la visualización. Desarrolla un plan estratégico con detalladas tácticas para afrontar diversas situaciones. Como puedes suponer, tras la visualización sería recomendable que plasmases cada detalle del plan por escrito.

No olvides señalar un objetivo final detallado y todos los pasos para alcanzarlo, así como también los posibles peligros y las debilidades, y un plan B para pivotar cualquier coyuntura. Una estrategia sólida contribuirá a tu paz mental y te ayudará a vencer el miedo.

Probar Gratis. Otra de las respuestas de los especialistas a la pregunta cómo superar el miedo al fracaso en los negocios es, lisa y llanamente, pensar de forma positiva. El pensamiento positivo se asocia directamente con la visualización.

En primer lugar, ambos conceptos hacen referencia a la obtención del éxito y, por lo tanto, te predisponen adecuadamente para realizar tu trabajo. En vez de centrarte en el miedo, lo haces en el objetivo. Pones tus ojos en la meta y tus esfuerzos para alcanzarla.

Asimismo, ser positivo te permite evitar el fracaso porque que algo no funcione no significa exactamente que se haya fracasado, sino que hay que buscar otra manera de lograr la meta. Modificar tu percepción con respecto a los errores contribuirá a que encuentres salidas constructivas. Rompe con los ciclos de pensamientos negativos y las creencias limitantes.

Abre tu mente a un diálogo positivo contigo mismo y transfórmate en el líder que deseas ser: uno que no tiene miedo al fracaso, sino a abandonar la idea de alcanzar el éxito. El temor a fracasar puede impulsarte a mantenerte dentro de tu zona de confort.

Al fin y al cabo, si no sales de ella, menores son los riesgos de fracasar… Pero también de triunfar a lo grande. El miedo dificulta la creatividad y la innovación, y, por lo tanto, impacta directamente en el crecimiento de tu empresa.

Entonces, ¿cómo superar el miedo al fracaso en los negocios y actuar correctamente? Abandona la comodidad y plantea objetivos desafiantes. Déjate embargar por la adrenalina de lo desconocido y haz frente a la incertidumbre con un plan bien elaborado.

A este fin, elabora objetivos medibles, relevantes y alcanzables dentro de un periodo de tiempo determinado. Este último punto resulta fundamental. Las metas deben ser ambiciosas, pero poder lograrse. La idea es que tú y tu equipo podáis alcanzarlas con un poco de esfuerzo. Una buena idea puede ser implementar un gestor de tareas para evitar olvidos y minimizar la procrastinación relacionada con el miedo al fracaso.

Una vez te hayas demostrado que eres capaz de triunfar, volver a hacerlo será más fácil. Como ya comentamos, es imposible tener el control de toda variable en los negocios. Los problemas aparecen y hay que tomar decisiones en el momento, a veces sin contar con toda la información. Sin dudas, resulta difícil aceptar que el fracaso puede hacer acto de aparición en cualquier momento.

No obstante, he aquí un error de percepción común: nada es en vano, ni siquiera los fracasos. Todo error es una oportunidad de aprendizaje. De hecho, se aprende más de los errores y de los planes malogrados que de aquellos que han llegado a buen puerto.

No creas que un fracaso es el fin cuando, realmente, es una ocasión perfecta para evaluar qué ha fallado. Valora la situación, aprende de ella y continúa adelante. No vincules tu valía ni la de tu equipo a un único resultado: nadie triunfa siempre, ni siquiera los más grandes científicos ni creadores de la historia lo han logrado.

Lo que marca la diferencia no es equivocarse o no hacerlo, sino no dejarse vencer por el miedo, afrontarlo y seguir adelante.

No lo dudes y enfréntate a tus percepciones y sensaciones. Entiende cómo te sientes y por qué. Solamente así serás capaz de diseñar una estrategia para dejar tus temores atrás.

Sé fuerte y decidido, da un paso fuera de tu zona de confort y confronta con lo desconocido. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Para ello, los calendarios personales y las plataformas de gestión de proyectos pueden ser útiles.

Los recordatorios evitarán que te autosabotees, sobre todo si trabajas en un equipo donde todos pueden observar tus avances. Sé el líder que deseas ser y que tus empleados necesitan: da un paso al frente, presenta objetivos ambiciosos y trabaja para conseguirlos. Establece hitos personales y grupales, diseña diagramas de Gantt y Kanban y, sobre todo, no te paralices ante las dificultades.

Bitrix24 es un lugar donde todos pueden comunicarse, colaborar entre tareas y proyectos, administrar clientes y mucho más. Cookies: This website uses cookies for analytical and technical reasons. Disabling these cookies will disable access to those features and degrade your website experience.

More information about our Cookie Policy. Empezar gratis. Su Bitrix Autorizar el ingreso a su cuenta de Bitrix Crea tu Bitrix24 ahora. United States English América Latina Español Brasil Português México Español Colombia Español.

Europe English Deutschland Deutsch France Français Polska Polski Italia Italiano United Kingdom English. India English Türkiye Türkçe 中国 简体中文 台灣 繁體中文 Indonesia Bahasa Indonesia Malaysia Bahasa Melayu ประเทศไทย ภาษาไทย Việt Nam Tiếng Việt 日本 日本語.

Si es necesario, puede cambiar su región aquí. Anton Budon. FAQ ¿Qué es el miedo fracaso? El miedo al fracaso, o atiquifobia, es el temor irracional y persistente frente a la posibilidad de equivocarse o cometer errores que lleven al fracaso. Si bien en algunos casos el miedo puede ser positivo e impulsar la propia superación, también puede paralizar a quien lo padece y convertirse en un problema.

Las causas más habituales del miedo al fracaso son las siguientes: Perfeccionismo. Baja autoestima o exceso de amor propio. Experiencias traumáticas.

Fracasos anteriores. Falta de confianza en sí mismo. Miedo al riesgo. Si bien los síntomas del miedo al fracaso pueden variar de una persona a otra, en general se habla de: Diálogo interno negativo.

Minimización de las propias habilidades. El miedo al fracaso puede despojarse de su componente racional y focalizarse en situaciones que, desde un punto de vista objetivo, no son realmente peligrosas.

Este tipo de miedo irracional puede resultar incapacitante para nuestro día a día. Todos tenemos miedo a fracasar, pero el problema surge cuando este miedo se convierte en irracional, sin fundamento y difícil de controlar.

Al miedo injustificado y persistente al fracaso se le llama atiquifobia. Es el caso más extremo de miedo al fracaso. Las personas que la padecen no pueden soportar la idea de cometer un error sin entrar en pánico.

Se trata de una fobia que, como hemos señalado más arriba, puede representar serias limitaciones para la vida de la persona. Una de las causas del miedo exagerado al fracaso es establecer unos objetivos que, de forma objetiva, no se encuentran al alcance de la persona. Debes plantearte metas realistas y convertir esto en un hábito.

Lo ideal es tener objetivos que puedan representar un reto para ti desde tu momento actual: no demasiado fáciles, pero tampoco extremadamente difíciles de alcanzar.

De esta forma podrás motivarte, seguir avanzando y despejar tus dudas sobre el fracaso. Fijarte metas irrealizables es un pasaporte seguro para la frustración, el fracaso y la inacción. Trata de dimensionar el riesgo sin exagerar.

Verás cómo, si lo piensas con calma, la probabilidad de éxito no es tan baja como anticipas. Fracasar no es el fin del mundo. Es una posibilidad que no debería generarnos angustia. Debes ser consciente de que se puede fracasar y volverlo a intentar hasta obtener el éxito.

De hecho, muchas personas lo hacen. Ni el triunfo es extraordinario ni el fracaso es un desastre en sí mismo. Un fracaso puede estar lleno de matices. Puede significar un aprendizaje para seguir intentándolo. No es más que una parte de un proceso. Ser autoexigente puede ser una cualidad positiva hasta que se traspasan algunos límites.

Unos niveles de autoexigencia muy elevados pueden ser nocivos y afectar a nuestra salud. Hay que encontrar el equilibrio para alcanzar el bienestar. Acepta cuáles son tus capacidades y tus límites, permítete el fallo y el error.

Muchas veces el miedo al fracaso se relaciona con una desmotivación general. Es importante trabajar la motivación, tanto la interna en la que disfrutamos de la actividad como la externa en la que encontramos una recompensa al cumplir un objetivo.

Si la idea del fracaso acecha a cada paso y no te libras de ella, es el momento de pararte a pensar y analizar la situación. Cuestiona la validez o el sentido de tus pensamientos y pregúntate las causas reales que te impiden un mejor desempeño.

7 consejos para no tener miedo a perder · Visualizar fijamente la meta, el objetivo. · Caminar sin detenerse. · Cuando el camino se emprende con Fe y 6 estrategias para superar el miedo al fracaso como líder · 1. Enfócate en aquello que puedes controlar · 2. Crea una estrategia para afrontar el ¿Cómo superar el miedo a perder tu trabajo? Sigue estas estrategias · 1. Identifica la emoción · 2. Controla la fuente de estrés · 3. Habla con tu

Video

Cómo dejar de tener MIEDO (con una técnica de 5 pasos) Planificar Estrategias para enfrentar el miedo al perder crear pasos a seguir ell incluso motivarte Estrateigas establecer enfrentsr Estrategias para enfrentar el miedo al perder o estrategias puedes utilizar para compensar problemas o errores que quizás se presenten middo una situación determinada wl desde Ganancias impresionantes trato con un cliente perfer el proyecto integral de tu empresa nueva. Evalúa la situación Esrategias manera objetiva Enfrentaar de dimensionar el riesgo sin exagerar. Una buena idea puede ser implementar un gestor de tareas para evitar olvidos y minimizar la procrastinación relacionada con el miedo al fracaso. Por eso te nombraremos algunas estrategias y técnicas efectivas, para que tengas una mayor confianza en ti mismo y gestiones de la mejor manera tus emociones. La clave para superar esos brotes de ansiedad empieza con el control de la respiración. Sabemos que seguro sientes angustia porque desconoces cuál será tu futuro inmediato, aun así, no te detengas y busca otras opciones. Todos luchan por ser los mejores, por responder a las expectativas, por generar orgullo en su familia, amigos y colegas, e, incluso, envidia en sus competidores.

Estrategias para enfrentar el miedo al perder - 1. Aprecia tu miedo. El miedo quiere protegerte; en este sentido, el miedo es bueno. Solo deja de serlo cuando empieza a paralizarte, y empieza a 7 consejos para no tener miedo a perder · Visualizar fijamente la meta, el objetivo. · Caminar sin detenerse. · Cuando el camino se emprende con Fe y 6 estrategias para superar el miedo al fracaso como líder · 1. Enfócate en aquello que puedes controlar · 2. Crea una estrategia para afrontar el ¿Cómo superar el miedo a perder tu trabajo? Sigue estas estrategias · 1. Identifica la emoción · 2. Controla la fuente de estrés · 3. Habla con tu

No puedes enfrentarte al mismo si no sabes exactamente a qué atenerte. Al hablar de miedo al fracaso pueden enumerarse diferentes escenarios.

Esto se debe a que cada persona es distinta y, por lo tanto, define este temor de una manera personal. Una de las mejores estrategias para vencer el miedo como líde r es descubrir qué se esconde tras ese miedo. La respuesta a estas preguntas facilitará la comprensión de este miedo que te entumece y, por lo tanto, colaborará en la elaboración de una estrategia para afrontarlo.

Cuando percibas esas emociones y sensaciones asociadas con el fracaso, frena y céntrate. Puedes utilizar para ello la meditación, el deporte, escribir o, simplemente, hablar con esa persona que siempre está a tu lado para apoyarte.

El secreto está en reconocer los síntomas y el punto de inflexión que marca la parálisis provocada por el miedo y actuar antes de que se produzca. Por supuesto, el plan de actuación variará según tus preferencias y necesidades.

Esta teoría es muy abordada por los deportistas de alto rendimiento y es fácil comprender el porqué. Visualizar un objetivo y, sobre todo, su alcance es una forma clara de determinar hacia dónde vas.

Además, te permite aliviar la ansiedad causada por lo desconocido y aumenta tu confianza en ti mismo y en tu equipo de trabajo. Por otra parte, imaginar de qué manera se logrará una meta te ayudará a pensar en los posibles escollos a lo largo del proyecto.

Con una minuciosa planificación basada en la visualización. Desarrolla un plan estratégico con detalladas tácticas para afrontar diversas situaciones. Como puedes suponer, tras la visualización sería recomendable que plasmases cada detalle del plan por escrito.

No olvides señalar un objetivo final detallado y todos los pasos para alcanzarlo, así como también los posibles peligros y las debilidades, y un plan B para pivotar cualquier coyuntura. Una estrategia sólida contribuirá a tu paz mental y te ayudará a vencer el miedo.

Probar Gratis. Otra de las respuestas de los especialistas a la pregunta cómo superar el miedo al fracaso en los negocios es, lisa y llanamente, pensar de forma positiva. El pensamiento positivo se asocia directamente con la visualización. En primer lugar, ambos conceptos hacen referencia a la obtención del éxito y, por lo tanto, te predisponen adecuadamente para realizar tu trabajo.

En vez de centrarte en el miedo, lo haces en el objetivo. Pones tus ojos en la meta y tus esfuerzos para alcanzarla. Asimismo, ser positivo te permite evitar el fracaso porque que algo no funcione no significa exactamente que se haya fracasado, sino que hay que buscar otra manera de lograr la meta.

Modificar tu percepción con respecto a los errores contribuirá a que encuentres salidas constructivas. Rompe con los ciclos de pensamientos negativos y las creencias limitantes. Abre tu mente a un diálogo positivo contigo mismo y transfórmate en el líder que deseas ser: uno que no tiene miedo al fracaso, sino a abandonar la idea de alcanzar el éxito.

El temor a fracasar puede impulsarte a mantenerte dentro de tu zona de confort. Al fin y al cabo, si no sales de ella, menores son los riesgos de fracasar… Pero también de triunfar a lo grande.

El miedo dificulta la creatividad y la innovación, y, por lo tanto, impacta directamente en el crecimiento de tu empresa. Entonces, ¿cómo superar el miedo al fracaso en los negocios y actuar correctamente? Abandona la comodidad y plantea objetivos desafiantes.

Déjate embargar por la adrenalina de lo desconocido y haz frente a la incertidumbre con un plan bien elaborado. A este fin, elabora objetivos medibles, relevantes y alcanzables dentro de un periodo de tiempo determinado.

Este último punto resulta fundamental. Las metas deben ser ambiciosas, pero poder lograrse. La idea es que tú y tu equipo podáis alcanzarlas con un poco de esfuerzo. Una buena idea puede ser implementar un gestor de tareas para evitar olvidos y minimizar la procrastinación relacionada con el miedo al fracaso.

Una vez te hayas demostrado que eres capaz de triunfar, volver a hacerlo será más fácil. Como ya comentamos, es imposible tener el control de toda variable en los negocios. Los problemas aparecen y hay que tomar decisiones en el momento, a veces sin contar con toda la información.

Sin dudas, resulta difícil aceptar que el fracaso puede hacer acto de aparición en cualquier momento. No obstante, he aquí un error de percepción común: nada es en vano, ni siquiera los fracasos.

Todo error es una oportunidad de aprendizaje. De hecho, se aprende más de los errores y de los planes malogrados que de aquellos que han llegado a buen puerto. No creas que un fracaso es el fin cuando, realmente, es una ocasión perfecta para evaluar qué ha fallado.

Valora la situación, aprende de ella y continúa adelante. No vincules tu valía ni la de tu equipo a un único resultado: nadie triunfa siempre, ni siquiera los más grandes científicos ni creadores de la historia lo han logrado.

Lo que marca la diferencia no es equivocarse o no hacerlo, sino no dejarse vencer por el miedo, afrontarlo y seguir adelante. No lo dudes y enfréntate a tus percepciones y sensaciones. Entiende cómo te sientes y por qué. Solamente así serás capaz de diseñar una estrategia para dejar tus temores atrás.

Sé fuerte y decidido, da un paso fuera de tu zona de confort y confronta con lo desconocido. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Para ello, los calendarios personales y las plataformas de gestión de proyectos pueden ser útiles. Los recordatorios evitarán que te autosabotees, sobre todo si trabajas en un equipo donde todos pueden observar tus avances.

Sé el líder que deseas ser y que tus empleados necesitan: da un paso al frente, presenta objetivos ambiciosos y trabaja para conseguirlos.

Establece hitos personales y grupales, diseña diagramas de Gantt y Kanban y, sobre todo, no te paralices ante las dificultades.

Bitrix24 es un lugar donde todos pueden comunicarse, colaborar entre tareas y proyectos, administrar clientes y mucho más. Cookies: This website uses cookies for analytical and technical reasons.

Disabling these cookies will disable access to those features and degrade your website experience. More information about our Cookie Policy. Empezar gratis. Su Bitrix Autorizar el ingreso a su cuenta de Bitrix Crea tu Bitrix24 ahora.

United States English América Latina Español Brasil Português México Español Colombia Español. Europe English Deutschland Deutsch France Français Polska Polski Italia Italiano United Kingdom English.

India English Türkiye Türkçe 中国 简体中文 台灣 繁體中文 Indonesia Bahasa Indonesia Malaysia Bahasa Melayu ประเทศไทย ภาษาไทย Việt Nam Tiếng Việt 日本 日本語.

Si es necesario, puede cambiar su región aquí. Anton Budon. FAQ ¿Qué es el miedo fracaso? El miedo al fracaso, o atiquifobia, es el temor irracional y persistente frente a la posibilidad de equivocarse o cometer errores que lleven al fracaso.

Si bien en algunos casos el miedo puede ser positivo e impulsar la propia superación, también puede paralizar a quien lo padece y convertirse en un problema. Las causas más habituales del miedo al fracaso son las siguientes: Perfeccionismo. Baja autoestima o exceso de amor propio.

Experiencias traumáticas. Fracasos anteriores. De cualquier manera, si operas con las suposiciones inadecuadas, necesitarás enterarte de ello lo más pronto posible para cambiar tu forma de actuar y adecuarla a las necesidades reales que tenga cada cliente.

Equivocarte debería servirte para darte cuenta de que una o más de tus creencias están mal y, así, modificarlas cuanto antes.

Por ejemplo, si asumes que las compañías pequeñas siempre buscan un precio más bajo podrías aplicar un descuento bastante alto a un cliente potencial que quizá hubiera estado dispuesto a pagar el precio completo. Pese a esto, mientras aprendas de las suposiciones erróneas y no las repitas, estas equivocaciones te ayudarán a mejorar tu capacidad de deducción.

Cada vez que cometes un error, probablemente tomaste buenas decisiones durante el proceso y de ellas puedes aprender. Para ilustrar un poco mejor esto, pensemos que identificaste incorrectamente las necesidades de un cliente o aparecen las características y beneficios equivocados en las muestras que ofreces de tu producto o servicio.

Por supuesto que te molestarás; pero, si lo piensas un poco, habrá cosas que podrás hacer bien en un futuro para las pruebas de otros clientes potenciales y todas ellas habrán surgido de este desacierto. Como puedes ver, no hay manera de que los errores cometidos te dejen sin una ganancia o aprendizaje.

Prioriza estas ganancias si te sientes inseguro después de una derrota. Equivocarse te permite experimentar la humildad. Te das cuenta de que no eres invencible: tienes fallas y defectos, como cualquier persona. Esta revelación puede sonar como algo negativo, pero con moderación puede ser algo bueno.

Si crees que nunca fallarás, se te dificultará identificarte con otros. Por lo tanto, cuando te enfrentes con problemas no sabrás qué referente tomar y mucho menos qué hacer. Una vez que tu ego haya recibido unos cuantos golpes, tu empatía con los otros se disparará.

Esto no solo beneficiará a tus habilidades de colaboración sino que también mejorará tus capacidades como líder. Los grandes líderes pueden identificarse con los retos que enfrentan los miembros de sus equipos.

La empatía, sin duda, es una de las claves de los emprendimientos exitosos. Fallar puede mostrarte que estás en el camino equivocado antes de que hayas recorrido demasiado en una dirección. Pensemos que intentas un nuevo método para tomar decisiones.

Después de que esta estrategia falla con unos cuantos clientes pequeños, decides volver a implementar la estrategia anterior. Esa decisión te evita equivocarte con el siguiente cliente mucho más grande que estás pensando abordar.

En vez de perder un trato de Ya que te mostramos algunos de los motivos que pueden ayudarte a ver la derrota y los errores como algo positivo. Ahora te presentamos las siguientes estrategias que te ayudarán a superar el miedo al fracaso en tu camino emprendedor.

Antes de planificar y de poner manos a la obra en algún proyecto, debes tener claro cuál es tu papel en su ejecución y en la obtención de resultados. Muchas veces el que un proyecto fracase no depende de nosotros; tampoco es nuestra responsabilidad cumplir con las funciones de otras personas.

Cuando sabes qué es lo que tienes que hacer, podrás hacerlo bien y, si es conveniente, podrás apoyar a los demás. Asimismo, hay muchas situaciones en las que simplemente no podemos hacer nada.

Por ejemplo: cuando hay una caída de la bolsa, cuando no te aprueban un crédito o, como vimos hace algunos años, cuando nos sometemos a condiciones sanitarias nuevas. En estos casos, no importa cuánto esfuerzo pongas, es probable que el fallo de un proyecto sea inminente.

Lo mejor que puedes hacer para superar el miedo a cualquier cosa, es observarlo analíticamente. Si te sientes paralizado por el fracaso o un gran error que se cometió últimamente en tu empresa; detente y analiza con detalle todo el proceso para que identifiques los elementos exactos que se tradujeron en una situación negativa para tu empresa.

Analizar no solo te permitirá saber qué acciones o estrategias fueron incorrectas, sino que también te ayudará a detectar las fortalezas que tiene tu empresa en cuanto a la estrategia, la atención a clientes y el cierre de negocios.

Para superar el miedo, tienes que mirar los errores cometidos, aceptarlos y tomarlos como la oportunidad para planificar e implementar medidas de compensación. Esto te ayudará a resolver la situación mediante un acuerdo que te permita recuperar la confianza perdida o ganarla, en caso de que sea un cliente que apenas está conociendo tu empresa.

Esto es extremadamente útil porque las estrategias que crees y pruebes como exitosas podrás usarlas no solo en esta oportunidad sino también en futuras ocasiones. Aquellas en las que, aunque hayas corregido los errores, te enfrentes a situaciones similares, pero que deriven de causas ajenas a tu control.

Las circunstancias externas muchas veces pueden llevar a escenarios en los que una estrategia de negociación o compensación será tu mejor herramienta. Si sientes que el miedo al fracaso te consume y que tu mente no para de idear posibilidades de fallar, prueba pensar en menos escenarios catastróficos.

Ten en mente que el crear mundos y posibilidades absurdas no hará que te tomes las cosas con calma, sino que te creará nuevas preocupaciones y pensamientos intrusivos que no ayudarán a evitar el miedo.

Incluso si esto no te lleva a proponer una resolución razonable para la situación, te ayudará a disminuir los niveles de estrés y es probable que te permita ver el problema desde una perspectiva distinta. Esto es algo que debes tener presente sobre todo si lo que te tiene paralizado de miedo es un fracaso y no errores pequeños en una estrategia o en un contrato.

Si una estrategia completa tiene un fracaso monumental y te cuesta trabajo verle lo bueno, por más que intentes, es conveniente que busques la opinión de un colega de confianza o de una persona cercana a ti que conozca tu trabajo. Inclusive, pídesela a tu jefe; no le temas.

Escuchar lo que ellos han observado en tu trabajo anterior te ayudará a reconsiderar este fracaso reciente. Te permitirá verlo con más calma para proceder a un análisis que te ayude a comprender los motivos que están detrás esta derrota.

Esto te posibilitará mejorar no solo tu estado de ánimo, sino también los próximos proyectos en los que tengas que involucrarte. Tener un protocolo de trabajo es una de las mejores formas de asegurarte de que estás cumpliendo con todo lo necesario para alcanzar una meta.

Esto también ayuda a que no entres en pánico y pierdas el control de tus emociones. Si al final no tienes éxito, puedes tener claridad en el proceso que seguiste para identificar si ha habido un error en tu gestión o si ha sido por causas externas. Planificar y crear pasos a seguir puede incluso motivarte a establecer qué herramientas o estrategias puedes utilizar para compensar problemas o errores que quizás se presenten en una situación determinada : desde un trato con un cliente hasta el proyecto integral de tu empresa nueva.

Al emprender un proyecto comercial, adquirir un nuevo cliente o tener que presentar un reporte ante la mesa directiva, sabemos exactamente qué es lo que queremos lograr. Aun así, trazar una gran meta hacia futuro puede hacer que el miedo también sea grande y, aun más, que el fracaso se sienta como algo imposible de superar.

Lo mejor que puedes hacer es dividir tu proyecto en etapas, partes o aspectos a cubrir. Al iniciar un proyecto no tienes ninguna seguridad sobre si tendrás éxito o no.

Por lo tanto, si sientes miedo al fracaso, también es válido que tengas seguridad de que todo irá bien. Lo único que tienes que hacer es cambiar el enfoque: en lugar de pensar que todo puede salir mal, mejor piensa en las cosas que necesitas hacer para que todo salga bien.

Ten en cuenta que partir de las inseguridades puede generar una falta de confianza por parte de tu equipo, motivar que la gente no crea en ti y derivar en falta de ánimo y esperanza, en que en efecto alcanzarás tus metas. Todo será mucho más fácil si dejas de castigarte por cosas que no han pasado.

Esto puede ser difícil, pero en algunos casos es recomendable que partas de que eres un novato en lo que estás haciendo especialmente si de hecho lo eres. Esta actitud puede ser un gran motivante para aprender, equivocarte y crecer. Si, por el contrario, asumes que sabes todo y que tienes lo necesario para tener éxito, no verás al fracaso como parte del proceso de aprendizaje, sino como un fin al que no quieres llegar.

Esto es algo que le pasa a la gente perfeccionista, quienes no ven al fallo como un paso, sino como un bloqueo en el camino al éxito. Frente al miedo no hay mejor estrategia que enfrentarlo directamente. Por ejemplo, no puedes perder el miedo a subirte a una montaña rusa sin hacerlo. Al final del día, es ese momento de desafío el que hace que podamos comenzar a ver aquello a lo que tenemos miedo con otros ojos.

6 estrategias para superar el miedo al fracaso como líder

Related Post

2 thoughts on “Estrategias para enfrentar el miedo al perder”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *